Rueda de pase 3º hombre, perfil corporal y visión periférica

En esta entrada vamos a ver una rueda de pase para hacer en la parte introductoria de la sesión y entrenar varios de los subsubprincipios claves para desarrollar un buen ataque posicional según mi manera de entender el fútbol.

En la tarea se intenta respetar lo máximo posible la lógica interna del juego pese a no tener oposición ni porterías. A continuación veremos como se intenta hacer esto sin estos elementos básicos ya mencionados.

Los objetivos de la tarea son entrenar los siguientes subsubprincipios:

  • Desmarque perfilado que supere línea (detrás de la misma o lateralmente a ella).
  • Pase tenso a pierna alejada cuando jugador esta solo y puede girar.
  • 3º hombre cuando la línea de pase esté imposibilitada.
  • Control orientado lejos de presión para girar.
  • Visión periférica y control del entorno.
  • Recibir activo.

La tarea consta de diferentes variantes. En cada una de ellas el foco principal estará puesto en unos elementos u otros. A nivel estructural se trata de un cuadrado con un jugador en cada vértice y un jugador en el medio del cuadrado. Dentro del cuadrado hay dos conos que simulan a un rival, este elemento es el que da dirección a la tarea puesto que siempre intentaremos superar a ese rival con el movimiento del jugador de dentro.

Primera variantes: Insistir en subsubprincipios

El jugador de dentro debe dar un apoyo para que con un pase se supere al rival del medio (que es el cono). A su vez debe percibir su entorno mediante la visión periférica. Esto lo trabajamos diciendo a los dos jugadores que están en espera detrás de el que levanten la mano (solo uno de los dos) justo en el momento que el jugador de dentro esta dando el apoyo, y será a este jugador al que tendrá que pasar cuando reciba.

Todo esto incidiendo en los detalles micro anteriormente hablados, como el pase a la pierna alejada, control lejos de presión etc.

Uno de los fallos habituales que se dan en esta primera variante es que el jugador haga el desmarque por delante del cono. Y de esta forma no estaríamos superando al rival. Si estamos simulando que el poseedor esta solo no tendría sentido dar un apoyo delante del rival puesto que no estaríamos superando ningún rival.

Otro fallo común es que cuando reciba el jugador detrás del cono vuelva a jugar hacia la misma dirección de la que venía el balón. Pero a nivel de lógica del juego esto no tiene ningún sentido puesto que habiendo superado ya un rival y pudiendo girar para que volvemos a jugar hacia detrás. Es importante trabajar con dirección en los máximos ejercicios que podamos hacerlo.

Segunda variante: Aumentar complejidad y toma de decisión con oposición pasiva

Misma dinámica de tarea pero ahora el jugador de dentro cuando pasa a uno de los vértices del cuadrado va a presionarle de forma pasiva. De tal forma que el jugador que le toca dar el apoyo dentro debe leer la trayectoria de acoso de este jugador y ofrecer un desmarque contrario a esta para poder recibir. Ya los conos no significan nada puesto que ya tenemos otra referencia de rival. Seguimos insistiendo en los subsubprincipios o detalles micro.

Un fallo común en esta parte suele ser que el poseedor suelta el balón al jugador cuando todavía se esta desmarcando y no esta en una buena disposición para recibir. Debe temporizar con el balón hasta que le vea con opciones de recibir de la mejor forma posible.

Tercera variante: Introducir el concepto de tercer hombre (cuando sea necesario)

En la última variante la modificación es que cuando el jugador va a presionar en esa oposición pasiva y tapa bien la línea de pase con el jugador libre a espaldas, en vez de esperar a otro apoyo por parte de este jugador, se juega un tercer hombre con alguno de los jugadores que están enfrente para encontrar jugando de cara al hombre libre.

Importante recordar que esto solo cuando sea necesario, es decir, si no ha tapado bien la línea de pase y se puede jugar directamente con el jugador libre para girar mejor hacerlo así y nos ahorramos un pase en esa progresión de juego.

Aquí introducimos elementos para la comunicación táctica del equipo. Si le puedo dar el pase directamente sin necesidad de tercer hombre le diré ¡solo! y en cambio si se necesita un tercer hombre para encontrarle el jugador que da ese apoyo debe decir !tres¡ para que el que le va a pasar sepa que se la tiene que dar aunque lleve uno a la espalda puesto que va a jugar de cara para encontrar al hombre libre.

Por último os dejo el vídeo completo de la tarea donde vais a poder ver la dinámica de la misma de forma mucho más visual:

Ejercicio de contraataque

A continuación os voy a mostrar una propuesta para poder entrenar el contraataque. Concretamente es la fase del contraataque dedicada a la finalización de la jugada, es decir, como poder conseguir la ventaja ante su última línea para finalizar a gol.

El ejercicio trata de un 3vs3 donde empieza conduciendo el contraataque o bien el mediapunta o el extremo, hacia una línea defensiva de 3 jugadores (Un lateral y dos centrales). Los atacantes que son el mediapunta, un extremo y un delantero deben buscar una situación de ventaja para poder finalizar con las mayores opciones posibles de gol. Si los atacantes pierden el balón deben cambiar el rol rápidamente y defender tras pérdida ya que los defensores tendrán que hacer gol en unas miniporterías colocadas detrás.

Los objetivos de la tarea son:

  • Generar situaciones de superioridad que nos permitan sacar ventaja en momentos de teórica igualdad o inferioridad.
  • Crear una comunicación táctica entre los jugadores (de forma hablado y/o por movimientos), que facilite su toma de decisión.
  • Percibir mediante la respuesta del rival a nuestros movimientos, cual es la decisión correcta y cual es el espacio aprovechable.
  • Reconocer las capacidades de los compañeros en función del contexto de juego (lo que para uno puede ser una superioridad o una situación de ventaja para otro puede no serlo).

Lo importante es que los jugadores interioricen los diferentes movimientos que pueden hacer en cada situación y en función de lo que haga el rival. Si el contraataque se inicia desde el centro tendríamos las opciones que aparecen en la imagen siguiente. Se escogieron estas acciones por los tipos de jugadores que teníamos, donde los extremos eran muy rápidos y habilidosos. Si no hubiera sido así se habrían buscado otras opciones o alternativas. Los quiénes siempre condicionan los cómos.

Y a continuación están las opciones si la contra se conduce desde fuera:

Por último podemos ver el vídeo de la tarea completa con las diferentes explicaciones de los matices que corregíamos en la misma. Así como una parte final donde se pueden ver los conceptos entrenados en la tarea aplicados en la competición. Había una transferencia clara entre lo entrenado y lo que sucedía en los partidos. Ya que entrenamos mucho estas situaciones en esta temporada por el modelo de juego que implantamos basado en gran parte en hacer daño al contraataque.